FarmaRosario.com
Novedades  
Ofertas y novedades con descuentos VIP
INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS

El aumento en la utilización de tratamientos combinados tiene varias causas.Es por todos conocido, la existencia de enfermedades que hasta hace apenas una década eran “incurables” , y que hoy son tratadas con múltiples combinaciones farmacológicas.
La prolongación de la esperanza de vida genera un incremento de la población de ancianos y del número de enfermedades que padecen, lo cual hace que precisen de tratamientos complejos basados en la utilización de diversos fármacos. El avance tecnológico trajo también la posibilidad de diagnosticar más enfermedades precozmente.En los pacientes polimedicados el riesgo de sufrir interacciones medicamentosas aumenta y éstas pueden alterar la eficacia del tratamiento o producir toxicidad.
Las interacciones no sólo pueden producirse entre fármacos sino también pueden darse entre fármacos y alimentos.
Los alimentos contienen numerosas sustancias que pueden generar interacciones. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el proceso de absorción de un medicamento puede verse afectado por la ingesta de alimentos.
En nuestro país existe cierta costumbre de tomar los medicamentos que se administran por vía oral con el desayuno, almuerzo y cena. Conviene cerciorarse de si este tipo de administración es correcta, ya que algunos alimentos pueden formar con los medicamentos, complejos de difícil absorción lo que les impide alcanzar concentraciones eficaces en sangre. También, la velocidad de vaciamiento gástrico puede estar disminuida por algunos tipos de alimentos: comidas muy calientes o con alto contenido en grasa. Este retraso del vaciamiento no implica que los fármacos vean reducida su absorción, pero si puede retrasarse, con lo que tarda más tiempo en producirse su efecto.
Algunos fármacos cuya absorción puede verse retrasada (A) o reducida (B) por la administración conjunta con alimentos o minerales son: Alendronato (A), amoxicilina (AB), ampicilina (B), azitromicina (B), atenolol (B), bifosfonatos (B), carbidopa (B), cefaclor (A), cefalexina (A), cefixima (A), cloroquina (B), digoxina (A), doxiciclina (B), eritromicina (B), fenitoína (B), isoniazida (B), levodopa (B), lincomicina (B), minociclina (B), paracetamol (A), penicilinas (B), quinolonas (A), roxitromicina (B), sulfamidas (A), tetraciclinas (B), warfarina (antagonismo), zidovudina (A).

En contraposición, hay fármacos cuya absorción y por lo tanto biodisponibilidad aumenta cuando se administran junto con alimentos.Por ejemplo, el zumo de pomelo (ZP) puede incrementar las concentraciones plasmáticas de bastantes fármacos ya que los flavonoides que contiene pueden inhibir enzimas implicadas en la metabolización de los mismos.
Algunos fármacos cuya absorción pueda verse incrementada (A) o cuya biodisponibilidad aumente (B) cuando se administra con alimentos son los siguientes: Cefuroxima (A), ciclosporina (B) (ZP), espironolactona (A), griseofulvina (A), ibuprofeno (A), itraconazol (A), ketoconazol (A), midazolam (B), nifedipina (B) (ZP), nitrofurantoína (A), propranolol (B) pseudoefedrina (A), terfenadina (A), ticlopidina (A), tramadol (A).
Los alimentos ricos en tiramina pueden producir crisis hipertensivas graves en los pacientes que están tomando antidepresivos IMAO y esta interacción puede producirse incluso dos semanas después de haber suspendido el tratamiento con IMAO. Son alimentos ricos en tiramina: algunas conservas, maníes, caviar, cerveza, chocolate, embutidos, hígado, higos, levaduras, pescados secos, bananas, quesos fermentados, soja, sopas precocidas, vinos y yogur.
La sal de los alimentos es otra sustancia que produce interacciones de farmacodinamia porque aumenta la retención de líquidos y antagoniza los efectos de los fármacos antihipertensivos. Las dietas ricas en proteínas pueden producir fenómenos de inducción enzimática disminuyendo la vida media de muchos fármacos. Por el contrario las dietas pobres en proteínas pueden reducir el flujo renal disminuyendo la velocidad de eliminación de numerosos fármacos por lo que puede producirse una prolongación de sus efectos. En este sentido pueden actuar también las dietas vegetarianas.
Otra sustancia que puede producir numerosas interacciones es el alcohol. Muchas veces se aconseja al paciente que no tome alcohol durante un determinado tratamiento pero por lo general o no se hace suficiente énfasis en la advertencia o al paciente no le interesa.

SI USTED CONSUME DOS O MÁS MEDICAMENTOS Y SOSPECHA QUE PUEDE ESTAR SUFRIENDO ALGUNA INTERACCIÓN MEDICAMENTOSA, NO DUDE EN CONTACTARSE CON NOSOTROS.
 
Desarrollo web: DOMINIOFULL